El inesperado pasado de un viejo escudero – IV Concurso de Microrrelatos Febrero 2019 (Círculo Cultural Bezmiliana) – Ganador / Publicación

EL INESPERADO PASADO DE UN VIEJO ESCUDERO

 

Una oscura y pegajosa cortina de niebla y noche.

El viejo escudero cojeaba y resoplaba.

Financiamiento, le dijo su señor. Y le entregó un pequeño saco de cuero.

Dos golpes, nunca hay que olvidar las buenas costumbres.

Silencio.

Su viejo cansancio empujó la puerta del fuerte de Bezmiliana.

Su vieja piel se arropó con el calor de una chimenea.

Sus viejos ojos se entornaron. La momia se hallaba extendida sobre la mesa del comedor.

Una balada empapó el salón. En susurros.

La momia se sentó, aulló, y se caló un sombrero negro.

Carcajadas y gritos invadieron las sombras. Corsarios.

El viejo escudero lanzó el pequeño saco de cuero. Las monedas rodaron.

Con parsimonia encendió su pipa, y se dio la vuelta. Las risas y los gritos se apagaron.

Desternillante, musitó. Y los golpes de su pata de palo contra el suelo le acompañaron hacia la niebla y la noche.