Un inesperado legado familiar – V Concurso de Microrrelatos Enero 2020 (Círculo Cultural Bezmiliana) – Ganador / Publicación

UN INESPERADO LEGADO FAMILIAR

La desolación y el aburrimiento en la cara del niño se esfumaron repentinamente.

Y apretó la mano de su padre. Un bosque de espigados abetos se alzaba en el Cerro La Capitana. Con un aura encantada y fusión de colores muy vivos, nunca había estado allí.

El niño y su padre se acercaron a su umbral.

Una carta sobre la hierba, vacía con el nombre del niño en su anverso.

Adentrándose en el bosque, más cartas esculpían un sendero. 

La última carta descansaba en un claro. En su interior, una rama con la madera barnizada.

Instintivamente, el niño la agitó divertido.

Y sucedió. En el centro del claro una torre emergió. La torre era triangular y verdosa.

Haces de luz estrellada se proyectaron desde sus ventanas.

Y el niño apretó con fuerza la mano de su padre. Un padre que sonreía. Orgulloso. El legado familiar continuaría una generación más. Abracadabra.      

El invierno melancólico – V Concurso Microrrelatos Otoño e Invierno (Diversidad Literaria) – Publicación

EL INVIERNO MELANCÓLICO

En una lejana montaña rebosante de abetos. Nevada, muy nevada. El Invierno.

Con los labios ateridos fuma con el frío, sentados ambos sobre un trineo pasado de moda. El Invierno. Melancólico.

Desde el cielo se arrojan desvergonzados los copos de nieve para adorarle como se merece. La escarcha plateada adorna su barba, y las hojas de acebo tejen su bufanda.

El Invierno. Melancólico. Como siempre. Perdido en una lejana montaña rebosante de abetos.