Despertar de ti no quiero…

Despertar de ti no quiero…

 

Despertar… despertar de ti no quiero…

Doce horas dura el día,

doce horas dura el sueño

de caminar un cielo,

azul como el zafiro

que pulen tus pupilas,

claro como el manantial

que fluye de tus labios,

ese que sacia la sed

de vida y de amor,

de una vida soñada…

de un amor soñado…

Doce horas dura el día,

doce horas dura el sueño

de vivir nuestro amor…

Y despertar… despertar de ti no quiero…

Doce horas duerme la luz,

doce horas duerme el sueño

de bucear entre estrellas,

brillantes como el rubí

que esculpe tu mirada,

ardientes como el fénix

que surge de tu boca,

ese que calma el hambre

de vida y de amor,

de una vida soñada…

de un amor soñado…

Doce horas duerme la luz,

doce horas duerme el sueño

de vivir nuestro amor…

Y despertar… despertar de ti no quiero…

Doce horas dura el día,

doce horas duerme la luz,

veinticuatro horas sueño

una vida de amor…

Y despertar… despertar de ti no quiero…

 

B.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s